Howdy, Stranger!

It looks like you're new here. If you want to get involved, click one of these buttons!

Comida sana y vida saludable

Empieza el día siempre desayunando. Esto le dará a tu cerebro y a tu cuerpo la energía que tanto precisan para iniciar con las actividades del día y hacer que tu metabolismo funcione. Un metabolismo activo significa quemar más calorías.

Se recomienda tener en el frigorífico algunos picoteos listos para llevar que se puedan consumir entre horas: apio, zanahorias, yogur, frutas.

Come carnes magras y aves de corral al horno, a la parrilla o a la plancha. Intenta cambiar tus opciones de proteínas con más pescado, legumbres, guisantes, nueces y semillas.

No te saltes horas de sueño para finalizar otras cosas. En un modo de vida saludable el reposo es esencial.

Puedes preparar anticipadamente bocadillos saludables y tenerlos en el congelador para poder incorporarlos de manera fácil durante la semana a el alimento para llevar de niños y adultos.

El ejercicio físico es tan importante como la dieta alimenticia para lograr tener un estilo de vida saludable.

No siempre apreciamos de inmediato recetas vegetarianas las evidencias de los cambios que estamos siguiendo hacia un estilo de vida más saludable. Esto puede resultar deprimente. El truco está en pensar en resultados en términos más extensos. Al tiempo, puedes hacer pequeños cambios en vez de grandes cambios para mantener la motivación y prevenir la frustración.

Los mejores panes se hacen eminentemente desde granos enteros, lo que quiere decir que la palabra integral debe estar entre los elementos principales de la lista de ingredientes.

image

Procura que por lo menos la mitad de los elementos de tus comidas sean vegetales. Las verduras se pueden comer en cantidades ilimitadas y pueden completar fácilmente un plato haciendo que la comida parezca más grande.

Utiliza tazones y platos más pequeños para cada comida que sirvas para hacerte creer que comes más de lo que comes. Esencialmente es una ilusión óptica que engaña a tu cerebro para que crea que comes un plato lleno. Esto sirve de ayuda cuando estás tratando de comer porciones más pequeñas durante el día.

Consume granos y cereales integrales toda vez que puedas. Son altos en fibra, por lo que te mantienen más lleno a lo largo de más tiempo y son mucho mejores para tu salud intestinal. Utiliza harina integral en vez de harina blanca. Elige panes, galletas y cereales que contengan trigo, avena o cereales integrales. Agrega granos como la cebada y el arroz integral a las sopas y guisos.

Tu estómago tarda treinta minutos en decirle al cerebro que está lleno. No comas veloz, goza tu comida. Siéntate a la mesa tranquilo y evita distracciones como la televisión o el teléfono. Ciertas personas hallan útil anotar qué y cuánto comen y de qué manera se sienten antes y después.

Sign In or Register to comment.